RIEGO  - TEST DEL AGUA

 

 

La calidad del agua es fundamental para la salud de estas plantas

 

Estas plantas de pantano deben vivir en un substrato permanentemente empapado de agua. Veamos cómo debe ser esa agua.

 

Es fundamental que el agua empleada para el riego sea "no alcalina".

 

El agua del grifo suele contener cal y cloro, en diferentes proporciones según la localidad. Informaros del tipo de agua que tenéis en vuestro domicilio.

 

Los afortunados que dispongáis de agua del grifo "no alcalina" podéis utilizarla para regar tranquilamente, una vez liberada del cloro.

 

El cloro desaparece dejando reposar el agua unos días.

 

La cal por mucho que dejes reposar el agua sigue allí.

 

Si el agua domestica de que dispones es alcalina, como me ocurre a mí, deberás utilizar otros tipos de agua.

 

En mi caso, recolecto toda el agua de lluvia que puedo y con ella riego las plantas.

 

Otros tipos de agua que podéis tener a mano y que son ideales para el riego son la generada por el aire acondicionado (tuyo, del vecino o del supermercado de la esquina), también algunas secadoras generan agua como subproducto. Estas aguas son tan adecuadas como la de lluvia para regar las plantas sin intoxicarlas de cal.

 

Como siempre lo natural es lo mejor: si llueve encima de nuestras plantas, perfecto.

 

La lluvia elimina plagas de pulgón y otros bichos indeseables que paradójicamente pueden fastidiar a nuestras plantas.

 

A las droseras, como excepción, evito que les llueva encima. La lluvia elimina el néctar pegajoso y las pobres deben volver a generarlo para conseguir su sustento.

 

 

TEST DEL AGUA

 

A menudo clientes y amigos me consultan sobre la calidad del agua y en alguna ocasión me han traído muestras para verificarla.

 

La principal duda es saber si el agua corriente que tienen en su domicilio o en alguna fuente próxima es buena para regar sus plantas carnívoras o de otro tipo.

 

Lo más importante para saber si podemos utilizar esa agua es averiguar si su contenido en cal es alto o no, en otras palabras conocer su Ph.

 

La forma más segura de saberlo es hacer un test con un reactivo ( Foto 1) de los utilizados para controlar la calidad del agua de las piscinas.

 

Seguro que conocéis alguien que os lo pueda dejar o alguna tienda donde comprarlo, vale un par de euros solamente.

 

Os adjunto unas fotografías sobre la comprobación de la calidad de dos muestras de agua, una procedente del grifo de mi domicilio (Foto 2)  y la otra de agua de lluvia (Foto 3).

 

Añadiendo unas pocas gotas de reactivo (Foto 4) a cada una de las muestras se aprecia una coloración muy distinta en cada caso.

 

En el recipiente con agua del grifo, alcalina e inadecuada para el riego de las plantas, la coloración es roja.

 

En el caso del agua de lluvia, el color resultante es amarillento. Esta agua es buena.

 

Ya podéis probarlo en casa.

 

Tomad una muestra del agua que tenéis disponible, sea cual sea su procedencia, y efectuad el test. Es la forma segura de no regar con aguas inadecuadas.

 

En general, las aguas de lluvia, deshumidificadores, aparatos de aire acondicionado o destiladas, dan una coloración amarillenta (buena) en el test.

 

Las aguas del grifo suelen dar una coloración roja (mala).

 

Lo mismo sucede con las aguas procedentes de descalcificadores domésticos destinados a obtener agua de boca.

 

Si bien estos aparatos sacan la mayor parte de la cal, dejan una parte importante de sales que nosotros necesitamos en las aguas que bebemos.

 

El agua destilada no es adecuada para el consumo como agua de boca para el ser humano, aunque sea la ideal para regar las plantas.

 

1 - Tomemos una muestra de agua del grifo.